¿QUÉ ES LA “RESISTENCIA”?

por Saturnino Núñez Chanquet, Presidente del Centro de Capacitación contra la Contaminación Ambiental Vehicular, A.C.

La palabra “Resistencia”, al igual que el término “Balanceo”, puede ser utilizada en diferentes sentidos y tener diversas acepciones, es por ello, que necesitamos definirla en términos de electricidad, ya que es en ese sentido en el que la utilizamos ampliamente en los artículos sobre bobinas de encendido, cables de bujías y Pruebas de Módulos de Encendido Electrónico. La definición que usaremos es la siguiente:

La Resistencia “es la oposición que presenta un material al paso de la corriente eléctrica” y su unidad de medición es el “Ohm” (“Ohms” en plural), que se representa con la última letra del Alfabeto Griego: la “Omega” (W). Comúnmente, se suele utilizar también el múltiplo “kilo” (representado con la letra “k”), cuando la Resistencia es igual o mayor a 1,000 Ohms, por lo que se puede escribir tanto 1 k W (se lee “Un kiloOhm”) como 1,000 W (“mil Ohms”), ya que equivalen a lo mismo. En ocasiones, se suele encontrar también la designación “Ohmio” (“Ohmios” en plural) en lugar de “Ohm” (u “Ohms”).

Entre mayor sea la Resistencia presentada por un material al paso de la corriente eléctrica, ésta tendrá una mayor dificultad para fluir através de él, y viceversa. Es por ello que distinguiremos dos clases de materiales: los “conductores”, que son los que permiten que una corriente fluya con facilidad através de ellos y que se caracterizan por presentar una baja Resistencia y por otra parte los “aislantes”, materiales de Resistencia muy elevada y que prácticamente impiden el paso de la corriente eléctrica, aunque aclararemos que no existe ningún material que sea 100% conductor o 100% aislante. Ejemplo de los primeros son la plata y el cobre y de los segundos los plásticos y el cristal.

La Resistencia de un cable varía dependiendo de varios factores: el material del conductor, su diámetro y la longitud del mismo. Si tuviéramos dos cables del mismo material y del mismo diámetro pero la longitud de uno es mayor que la del otro, el cable de menor longitud presentará una Resistencia más baja que el de mayor longitud. Ahora bien, si tuviéramos dos cables de bujía en los que el conductor tuviera el mismo diámetro y la misma longitud, solo que uno de ellos fuera de los llamados “Cables de Seda” y el otro de Cobre, éste último será el que presente la menor Resistencia, ya que comparativamente, a iguales “secciones” tanto de longitud como de diámetro, el material del “Cable de Seda” tiene una mayor Resistencia que la del Cobre.

La medición de la Resistencia tiene una gran utilidad dentro de la Mecánica Automotriz; las 2 piezas a las que más frecuentemente se les mide (o se les debería de medir) la Resistencia, son a los Cables de Bujías y a las Bobinas de Encendido. Los valores que arrojen las mediciones, nos ayudan a determinar si una pieza puede seguir funcionando o si ya llegó el momento de cambiarla.

La Resistencia se suele medir con “Multímetros” (existen algunos de ellos fabricados especialmente para ser utilizados en el Área Automotriz, que también nos pueden indicar el “Ángulo de Leva”, “de Cierre” o “de Contacto” (“Dwell”) de los Platinos, las Revoluciones por Minuto del Motor, el Voltaje y en algunos casos hasta el Amperaje). En los Multímetros Automotrices, generalmente se suelen encontrar dos escalas: una baja para medir menos de 1,000 Ohms y otra alta para lecturas arriba de los 1,000 Ohms, esta segunda escala suele venir en múltiplos, es decir, en “kiloOhms”.

En los Multímetros Analógicos (en los de “aguja”), suele venir el símbolo que se utiliza en Matemáticas para representar “Infinito” () en el extremo opuesto de la escala de medición en el que aparece el “Cero”. El “Cero” nos suele representar una Resistencia muy baja y el Infinito una muy alta, aunque hay que aclarar lo siguiente:

Si estamos midiendo, por ejemplo, un cable de bujía en la escala baja (que puede ir de “Cero” a 100 Ohms o poco más y de ahí a “Infinito”) y el Multímetro nos indica una lectura de “Infinito”, puede deberse a que el cable tenga una Resistencia superior a los 100 Ohms y no al hecho de que esté “interrumpido” o tenga una rotura por dentro. Si ésto sucede, habrá que volver a medir el cable en la escala alta (la que suele venir en múltiplos, es decir, en “kiloOhms”). Si la lectura continúa indicando “Infinito”, puede ser que el cable se encuentre en mal estado y habrá que substituirlo. Mientras el Multímetro arroje una lectura que no sea “Infinito”, se considera que existe “Continuidad”, es decir, que la pieza que se está midiendo, bien sea un cable, una bobina u otro componente, no tiene una interrupción.

Hay que señalar que muchos Multímetros utilizan un potenciómetro giratorio para “calibrar a Cero” el aparato; generalmente, ésto se hace uniendo las dos Pinzas o los “Caimanes” del Multímetro y girando hacia un lado o el otro el potenciómetro hasta que la aguja coincida con el “Cero” de la escala (en los Multímetros Analógicos) o que marque “Ceros” la pantalla (en los Multímetros Digitales). Hay otros Multímetros que son auto-calibrables, pero lo más conveniente es seguir las instrucciones del Fabricante del Aparato respecto a la Metodología para calibrarlo.

Si en un Multímetro de Calibración Manual, cambiamos de la escala baja a la alta o viceversa, hay que recordar calibrar nuevamente en la escala que se haya seleccionado, ya que de lo contrario, obtendremos lecturas erróneas de la Resistencia.

Regresar a la Página Principal.