PROPUESTA QUE SE PRESENTÓ EL 19 DE MAYO DE 1998 AL GOBIERNO Y A LA SECRETARÍA DE MEDIO AMBIENTE DEL DISTRITO FEDERAL PARA LA APLICACIÓN DE UN PLAN PARA PREVENIR, REDUCIR Y CONTROLAR LA EMISIÓN DE CONTAMINANTES VEHICULARES EN LA CIUDAD DE MÉXICO, D.F.

A. INTRODUCCIÓN.

En un estudio publicado en 1992, el Banco Mundial establece que el 95% del Monóxido de Carbono, el 73% de los Compuestos Orgánicos Volátiles y el 52% de los Óxidos de Nitrógeno en México, son generados por los vehículos, mientras que las proporciones restantes corresponden a la Industria y a los Servicios en su conjunto. Estas cifras no dejan lugar a dudas de que, orientando los programas para prevenir, reducir y controlar la contaminación ambiental hacia los vehículos, se podrá lograr el mayor abatimiento de ésta.

En el Distrito Federal, fuera de los Programas “Hoy no circula”, “Doble no circula” y de la “Verificación Vehicular Obligatoria” - que no es una solución, por tratarse de un proceso de medición y no de un procedimiento correctivo, como los que aquí se proponen - prácticamente no se han aplicado hasta este momento, planes, programas o campañas tendientes a reducir y controlar de manera radical e inmediata la contaminación ambiental provocada por los vehículos que utilizan motores de combustión interna, violando con ésto, presuntamente, los derechos ambientales y otras disposiciones que aparecen en la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.

El presente documento tiene por objeto el proponer al Gobierno del Distrito Federal, la aplicación de un Plan viable técnica y económicamente, que permita prevenir, reducir y controlar la emisión de contaminantes vehiculares en la Capital del País y dar cumplimiento a los referidos derechos ambientales.

B. CARACTERÍSTICAS GENERALES DEL PLAN.

El Plan para Prevenir, Reducir y Controlar la Emisión de Contaminantes Vehiculares en la Ciudad de México, D.F., se trata de un Programa que contiene aspectos Técnicos, Educativos e Informativos, con el cual se verán beneficiados la Ciudadanía y los usuarios, al poder acceder de manera gratuita a los servicios que proporcione el Centro de Capacitación contra la Contaminación Ambiental Vehicular, A.C. en el marco de dicho Plan. Con su aplicación, se pretende disminuir el índice de contaminantes emitidos a la atmósfera por parte de los vehículos que utilizan motores de combustión interna, en primera instancia, eficientizando la combustión y el funcionamiento de éstos y aprovechando de una manera más racional los combustibles que usan. Durante esta etapa, se dejarán sentadas ya las bases técnicas y mecánicas para que posteriormente se puedan iniciar planes, programas y campañas para instalar o adaptar, de una manera ambientalmente segura, sistemas anticontaminantes en los vehículos que actualmente no se encuentren equipados con ellos, con el objeto de lograr una mayor reducción en la contaminación que emiten. La importancia de las medidas que se tomen en la etapa inicial de este Plan, tienen por objeto el evitar la descompostura, la destrucción o el funcionamiento incorrecto o erroneo de los sistemas anticontaminantes, que en algunos casos, pueden provocar el aumento de las emisiones contaminantes en lugar de disminuirlas.

El Plan que se está ofreciendo en esta Propuesta, es acorde y cumple con los derechos ambientales y con los lineamientos y los objetivos establecidos en la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente y no se le puede considerar, de ninguna manera, como un “Programa de Escritorio”, ya que el 90% de éste son “actividades de campo” (Técnicas y Educativas) y tan solo el 10% se destina a trabajos de oficina.

Los vehículos que tendrán prioridad dentro de este Plan, serán los fabricados con anterioridad al año-modelo 1991 (fecha en que empezaron a instalarse los Convertidores Catalíticos en los automóviles, pero no excluyendo del Plan a los fabricados con posterioridad a ese año-modelo), debiendo de iniciarse las acciones para reducir la contaminación que emiten, empezando desde los más antiguos hacia los más recientes, de acuerdo a lo establecido en la “Pirámide de la Contaminación Vehicular” (publicada el 24 de Diciembre de 1992 en la Revista MOMENTO de Puebla, número 359, página 40, de la cual se incluye una copia fotostática al final del presente documento). Considerando la cantidad de vehículos en circulación, la frecuencia en su utilización, el tamaño de los motores y la cantidad y las condiciones de los sistemas anticontaminantes (en caso de que encuentren equipados con éstos), será prioritario y urgente comenzar - en orden de importancia - por los vehículos destinados a Transporte Público (sean Taxis, Combis, Microbuses o Camiones), continuando con los de Servicios Públicos, los de Reparto y los pertenecientes a Flotillas, los de Uso Particular, finalizando con los de Baja Circulación y excluyendo de los planes, programas y campañas de instalación o adaptación de sistemas anticontaminantes, a los pertenecientes a colecciones o a los que posean un valor histórico, técnico, científico, educativo, cultural o porque la cantidad de vehículos similares existentes sea relativamente baja.

Es importante aclarar que los costos de las piezas, refacciones, sistemas anticontaminantes, reparaciones, adaptaciones, calibraciones, modificaciones, las preverificaciones que no sean proporcionadas de manera gratuita por el Centro de Capacitación contra la Contaminación Ambiental Vehicular, A.C., en el marco de este Plan y las verificaciones que se realicen en los vehículos, serán por cuenta del usuario o del propietario del mismo.

C. DERECHOS AMBIENTALES QUE SE PRETENDEN CUMPLIR CON LA APLICACION DEL PLAN.

En la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, se establecen cinco derechos, los cuales pretenden ser cumplidos con la aplicación del Plan para Prevenir, Reducir y Controlar la Emisión de Contaminantes Vehiculares en la Ciudad de México, D.F. Dichos derechos son:

                  1) “Garantizar el derecho de toda persona a vivir en un medio ambiente adecuado para su desarrollo, salud y bienestar”. Artículo 1, Fracción I.

                  2) Toda persona tiene derecho a disfrutar de un ambiente adecuado para su desarrollo, salud y bienestar. Las autoridades en los términos de ésta y otras leyes, tomarán las medidas para garantizar ese derecho. Artículo 15, Fracción XII.

                  3)  El control y la prevención de la contaminación ambiental, el adecuado aprovechamiento de los elementos naturales y el mejoramiento del entorno natural de los asentamientos humanos, son elementos fundamentales para elevar la calidad de vida de la población. Artículo 15, Fracción XVI.

                   4)  La calidad del aire debe ser satisfactoria en todos los asentamientos humanos y las regiones del País. Artículo 110, Fracción I.

                  5) La emisión de contaminantes de la atmósfera, sean de fuentes artificiales o naturales, fijas o móviles, deben ser reducidas y controladas, para asegurar una calidad del aire satisfactoria para el bienestar de la población y el equilibrio ecológico. Artículo 110, Fracción II.

D. ACCIONES ESPECÍFICAS QUE SE DESARROLLARÁN PARA LOGRAR LOS OBJETIVOS DEL PLAN.

El Centro de Capacitación contra la Contaminación Ambiental Vehicular, A.C., propone la aplicación gratuita para los usuarios, de un Plan cuyo objetivo principal será el de prevenir, reducir y controlar la emisión de contaminates vehiculares en la Ciudad de México, D.F., mediante la implementación de las 6 siguientes acciones específicas:

      I. OPERATIVOS:

                                 1) Eficientizando la combustión y el funcionamiento de los motores mediante ajustes, calibraciones y condiciones de operación y aprovechando más racionalmente el combustible que éstos utilizan. Cuando las condiciones de operación - técnicas y mecánicas - de determinados vehículos cumplan con ciertos requisitos que permitan instalarles o adaptarles sistemas anticontaminantes de una manera ambientalmente segura, podrán iniciarse acciones para dotarlos de estos dispositivos, con el objeto de reducir aún más la contaminación que emiten, considerándose que muchos de los que se encuentren equipados con motor a gasolina de menos de 2,727 kgs. de peso bruto vehicular, (como es el caso de los Taxis), podrían alcanzar niveles inferiores al 2.5% de Monóxido de Carbono y 300 partes por millón de Hidrocarburos, límites máximos permisibles en el Distrito Federal, para vehículos hasta de año-modelo 1993. (Ponemos el ejemplo de un Dodge Dart modelo 1980, equipado con un motor de 6 cilindros en línea y con un carburador Carter de 2 gargantas, que con más de 7 años y de 100,000 kms. de ajustado y sin utilizar ningun tipo de Convertidor Catalítico, Inyección Electrónica de Combustible o Sistemas de Aspiración o de Inyección de Aire, aprobó la Verificación Vehicular Obligatoria del Estado de Puebla, con valores de 0.25% de Monóxido de Carbono tanto en Ralenti como en Crucero y de 175 partes por millón de Hidrocarburos en Ralenti y 22 en Crucero, cumpliendo holgadamente con los límites máximos permisibles en la Capital del País para un vehículo 13 años más reciente).

                                       Entre los sistemas anticontaminantes que el Centro de Capacitación contra la Contaminación Ambiental Vehicular, A.C., recomienda que se adapten o instalen en los vehículos que carezcan de ellos están:

                                             a)  Sistema de Ventilación Positiva del Cárter (P.C.V) (Controla los Hidrocarburos del Cárter del Motor y reduce el 20% de la Contaminación emitida por el vehículo.)

                                             b)   Reactor de Inyección de Aire (A.I.R.) (Reduce el Monóxido de Carbono y los Hidrocarburos del Escape.)

                                             c)  Sistema de Recirculación de los Gases de Escape (E.G.R.) (Controla las emisiones de Óxidos de Nitrógeno del Escape.)

                                             d) Filtro de Aire operado Termostáticamente (T.A.C.) (Reduce los Hidrocarburos del Escape durante el periodo de “calentamiento” del motor.)

                                             e)  Control del Orificio de Avance de la Chispa (O.S.A.C.) (Controla los Hidrocarburos y los Óxidos de Nitrógeno del Escape.)

                                              f)  Convertidor Catalítico. (Reduce el Monóxido de Carbono y los Hidrocarburos del Escape.)

                                             g)  Sistema de Control de las Emisiones Evaporativas del Tanque de Combustible. (Para evitar la salida de los vapores del Tanque de Combustible a la atmósfera, reduce también el 20% de la Contaminación emitida por el vehículo.)

                                       Una combinación adecuada de determinados sistemas anticontaminantes funcionando en conjunto dará como resultado que un vehículo atrasado presente niveles de contaminación tan bajos como los de un modelo reciente.

                                 2) Llevando a cabo campañas de preverificación vehicular certificada (prueba estática) gratuita, durante las cuales, podrán corregirse en casos muy específicos y definidos (cuando se trate de ajustes menores que no requieran de realizarse en un taller mecánico), la carburación o las condiciones de funcionamiento del motor, con el objeto de reducir la contaminación que emiten. Para ello, se acondicionarán 3 unidades móviles con herramientas, analizadores de gases de escape y otros instrumentos de medición, las cuales podrán ser transladadas a diferentes puntos de la Ciudad, para prestar este servicio en lugares públicos, como en los estacionamientos de los Centros Comerciales u otros sitios adecuados para ese propósito.

      II. EDUCACIÓN:

                                 1) Impartiendo clases, cursos, conferencias y actualizaciones sobre:

                                             a)   Mecánica Automotriz.

                                             b)   La eficientización de la combustión y del funcionamiento de los motores mediante ajustes y calibraciones.

                                             c)   El aprovechamiento racional de los combustibles.

                                             d)   La contaminación ambiental provocada por los vehículos que utilizan motores de combustión interna.

                                             e)   Los sistemas que se utilizan para prevenirla, reducirla y controlarla.

                                             f)   La posible adaptación o instalación de una manera ambientalmente segura de algunos de éstos en vehículos que no los utilizan.

                                             g)  Su mantenimiento preventivo y correctivo, la substitución de sus componentes y las precauciones que deben tenerse para no dañarlos.

      III. DIFUSIÓN:

                                 1)  Elaborando y distribuyendo diversos materiales informativos, didácticos y técnicos, como pueden ser: trípticos, circulares, boletines, carteles, etc.

                                 2)  Suscribiendo acuerdos con medios de comunicación masiva (como Estaciones de Radio y de Televisión, Periódicos y Revistas), con el objeto de abrir canales para la difusión técnica e informativa através de colaboraciones escritas, entrevistas, cápsulas o programas.

                                 3)   Estableciendo un Servicio de Correo Electrónico y de Voz - para ser utilizado como una “Línea Técnica” para la resolución de dudas y problemas - y una Página en Internet, en la cual se podrán encontrar artículos técnicos e informaciones sobre los temas que se enlistaron en el Capitulo anterior, donde se trataba el aspecto de Educación.

E. BENEFICIOS SOCIALES DERIVADOS DE LA APLICACIÓN DEL PLAN.

La aplicación del Plan para Prevenir, Reducir y Controlar la Emisión de Contaminantes Vehiculares en la Ciudad de México, D.F., proporciona beneficios no solamente desde un punto de vista única y exclusivamente ecológico o ambiental, sino que también podemos añadir los siguientes:

                        1) SALUD PÚBLICA. Al prevenir, reducir y controlar la contaminación emitida por los vehículos, no solo se trabaja a favor de la “salud” del Medio Ambiente, sino que también se hace a favor de la salud de la población, previniendo enfermedades que pueden ser ocasionadas por la emisión de contaminantes vehiculares.

                        2)   EDUCACIÓN. El aspecto más relevante en materia de Educación sin duda alguna lo constituye la capacitación sobre como adaptar o instalar sistemas anticontaminantes vehiculares de una manera ambientalmente segura en vehículos que no los utilizan.

                        3)  ASPECTO ECONÓMICO. Al eficientizar la combustión y el funcionamiento de los motores y al aprovechar de una manera más racional los combustibles que éstos utilizan, los usuarios que se vean beneficiados con la aplicación de este Plan lograrán significativos ahorros tanto en el rendimiento de sus vehículos como en las cantidades de combustible que consumen. Se tiene calculado que en algunos automóviles utilizados como Taxis pueden lograrse ahorros de combustible hasta de $ 2,000.00 pesos anuales, dinero suficiente como para adquirir 6 llantas P 175/70 R 14 de las que suelen utilizarse en estos vehículos ó 12 amortiguadores para Volkswagen Sedán, por mencionar solo algunas cifras.

                        4)  CUMPLIMIENTO DE LA LEGISLACIÓN AMBIENTAL. Los objetivos que se persiguen y que se lograrán con la aplicación del Plan en la Ciudad de México, D.F., están acordes con lo establecido en la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente vigente.

                        5)  IMAGEN Y TRASCENDENCIA NACIONAL E INTERNACIONAL. De llevarse a cabo el Plan, el Distrito Federal se convertiría en la primera Ciudad a nivel Nacional, en adoptar medidas realmente correctivas para prevenir, reducir y controlar la contaminación ambiental emitida por los vehículos, resultando de una gran trascendencia no solo en nuestro País sino posiblemente también en el Extranjero, ya que la experiencia adquirida durante su aplicación en la Capital del País, servirá como base para la implementación de programas similares en otras entidades de la República y del Extranjero, como es el caso de Santiago, Capital de la República de Chile, independientemente de la buena imagen que causará un Plan de estas características entre la ciudadanía en general y entre los beneficiados con él.

F. PERSONAL.

Para la ejecución del Plan para Prevenir, Reducir y Controlar la Emisión de Contaminantes Vehiculares en la Ciudad de México, D.F., se tiene previsto contratar hasta un máximo de 50 personas percibiendo honorarios. Independientemente, el Centro de Capacitación contra la Contaminación Ambiental Vehicular, A.C., podrá aceptar egresados de carreras afines al Plan, con el objeto de apoyarlos en el cumplimiento de su Servicio Social y de ampliar las actividades educativas, informativas y técnicas de la Institución.

G. INFORMACIÓN REQUERIDA.

Con el objeto de atender con una mayor prioridad a los vehículos de mayor antigüedad y de poder dirigir los esfuerzos del Plan hacia los grupos vehiculares que aporten los mayores índices de contaminación ambiental, se requiere por parte del Gobierno del Distrito Federal, una base de datos que incluya marcas, modelos y años de los vehículos emplacados en la Capital del País, para proceder a agruparlos de acuerdo a lo establecido en la “Pirámide de la Contaminación Vehicular”.

H. COSTO ANUAL DE LA APLICACIÓN DEL PLAN.

El Plan para Prevenir, Reducir y Controlar la Emisión de Contaminantes Vehiculares en la Ciudad de México, D.F., tiene un costo de $ 15’000,000.00 (Quince millones de pesos 00/100 M.N.) para el primer año de operaciones, de los cuales, se requieren para iniciarlo de $ 5'250,000.00 (Cinco millones, doscientos cincuenta mil pesos 00/100 M.N.), es decir, el 35% del Costo Total del Plan.

Tomando como base la cantidad que aparece en la Página de Internet http://www.semarnap.gob.mx/quincenal/qui-5/cifras05.htm de 3'000,000 de automóviles en el Distrito Federal, el costo del Plan puede solventarse con un promedio de $ 5.00 pesos anuales por cada unidad, los cuales pueden obtenerse de las cuotas recaudadas por conceptos de Verificación o de “Control Vehicular”.

Por otra parte, el pasado 24 de Abril de 1998, se difundió en Noticieros Televisivos transmitidos a nivel Nacional, la posibilidad de que las personas que voluntariamente entregaran sus vehículos para ser destruidos, obtuvieran $ 16,000.00 pesos para la adquisición de un vehículo más reciente. El costo para el primer año de operaciones del Plan podría solventarse con el equivalente a la destrucción de tan solo 938 vehículos, y los beneficios obtenidos mediante la aplicación del Plan para Prevenir, Reducir y Controlar la Emisión de Contaminantes Vehiculares en la Ciudad de México, D.F., superarán por un margen muy amplio la contaminación que dejarían de emitir un número tan bajo de vehículos.

Regresar a la Página Principal.