¿NO CIRCULAN 1977 Y ANTERIORES?

por Saturnino Núñez Chanquet, Presidente del Centro de Capacitación contra la Contaminación Ambiental Vehicular, A.C.

(Adaptación para Internet del Artículo que apareció publicado en el Periódico “El Sol de Puebla” el 4 de Septiembre de 1992.)

Hace unos días, me llegó una información que espero que se trate de un chisme, de una broma o que simplemente sea una mentira por las implicaciones que representa: Que para 1993 va a salir una ley para prohibir la circulación en el D.F. de automóviles anteriores a 1977.

Yo me pregunto: ¿qué van a hacer los propietarios de esos vehículos con ellos? ¿Podrán comprarse, por ejemplo, un modelo '78? Y ¿a donde van a ir a parar todos esos coches? Tal parece que quieren hacer una especie de “Hoy no circula” pero permanente para determinados vehículos.

Si bien es cierto, existen planes, por ejemplo, en Estados Unidos, para destruir automóviles de la década de los '70's y anteriores. La Asociación Nacional de “Muscle Cars” de los Estados Unidos, ha venido publicando un anuncio que ya he visto en varias revistas, el “título” del mismo es: “Como convertir 20,000 dólares de 'Muscle Car' en 72 dólares de metal aplastado”. En este anuncio se dice que compañías petroleras, automotrices e incluso el Gobierno de los Estados Unidos ofrecen dinero al que quiera destruir su automóvil anterior a los '80's.

Es obvio que tomar en México una determinación para prohibir la circulación de vehículos anteriores a 1977 se debe a la contaminación tan terrible que asola a la Capital del País, pero desde mi punto de vista, existen otras opciones para reducir la contaminación de dichos vehículos sin restringirles la circulación.

En el artículo “Motores Viejos en Unidades Nuevas”, comentaba que existen muchos vehículos que utilizan un motor producido mucho tiempo antes de que fuera fabricada la unidad; el problema de los automóviles 1977 y anteriores se resolvería mediante “Motores Nuevos en Unidades Viejas”, porque, al final de cuentas, como siempre he dicho, “lo que contamina no es el coche, sino el motor del coche”. Si tenemos instalado o adaptado en un coche fabricado en 1950 un motor producido en 1991 ¿por qué habría de restringirse su circulación?

Algunos puntos que propongo para reducir un poco más las emisiones contaminantes en los vehículos pre-'77 son:

                  1) La instalación de distribuidores electrónicos en los motores de marcas Americanas (Chrysler, Ford, G.M. y V.A.M.) que todavía usen distribuidores convencionales o de platinos. Por ejemplo, Ford instaló distribuidores electrónicos en Estados Unidos por el año 1975, pero en México no apareció hasta 1983, osea, 8 años después. Ahora que el motor del Volkswagen Sedán también lo utiliza, se pueden adaptar en tantos miles de motores similares.

                  2) Holley acaba de anunciar recientemente, el lanzamiento al mercado de los carburadores denominados como “Clear Air” (Aire Limpio). El objetivo es substituir los carburadores originales con los que venían equipados muchos coches y que carecían en algunos casos de las conexiones para instalar los sistemas anticontaminantes. Además, presentan calibraciones especiales de fábrica para evitar lo más posible la contaminación. La instalación de este nuevo tipo de carburadores podría dar muy buenos resultados aquí en México.

                  3) Adaptar el Sistema P.C.V. en todos los motores que no lo tengan; ya apareció en esta misma sección el proceso para instalarlo.

                  4) Adaptar un Convertidor Catalítico puede ser bastante sencillo, pero existe una serie de Sistemas y Dispositivos Anticontaminantes “básicos” o “mínimos”, con los que ya contaban los vehículos cuando éste se empezó a utilizar por primera vez. Es por ello que para realizar esa adaptación, por sencilla que sea o que parezca, se deben de cumplir con ciertos requisitos mínimos tanto de Sistemas como de Dispositivos Anticontaminantes, así como del estado del motor y de sus condiciones de operación y de funcionamiento, para asegurarnos de que se realizará una adaptación de una manera ambientalmente segura. Además, si los demás Sistemas y Dispositivos Anticontaminantes no están trabajando como es debido, el Convertidor no va a durar mucho tiempo y puede resultar dañado. El Convertidor Catalítico convierte el Monóxido de Carbono y los Hidrocarburos en Dióxido de Carbono y Agua. Hay que partir de la base “cuanto menos, mejor”, osea, cuanto menos Monóxido de Carbono e Hidrocarburos entren en el Convertidor, mejor, por lo que todos los demás Sistemas Anticontaminantes deben de reducirlos lo más posible.

                  5) La utilización de bujías con electrodo de cobre puede ayudar a una combustión más eficiente. En la nomenclatura de Champion, podemos diferenciar una bujía con electrodo de cobre de una convencional por la letra “C” al final de dicha nomenclatura: por ejemplo N 12 YC es una bujía con electrodo de cobre.

Hay muchas adaptaciones que podemos realizar en los vehículos anteriores a 1977 para hacer más eficiente su funcionamiento y reducir su emisión de gases contaminantes, sin tener que llegar a tomar medidas como prohibir su circulación.

Regresar a la Página Principal.