CONVERTIDORES CATALÍTICOS: 17 AÑOS TARDE.

por Saturnino Núñez Chanquet, Presidente del Centro de Capacitación contra la Contaminación Ambiental Vehicular, A.C.

(Adaptación para Internet del Artículo que apareció publicado en el Periódico “El Sol de Puebla” el 17 de Agosto de 1992.)

Las fábricas automotrices de México anunciaron que a partir de 1991, sus automóviles iban a venir equipados con el “Convertidor Catalítico”, como una medida más para prevenir la contaminación ambiental.

Eso está muy bien, que se vayan implementando nuevos sistemas para evitar la contaminación lo más posible. Lo que resulta terrible es que hayan transcurrido 17 años desde su aparición en Estados Unidos hasta la fecha en que se empezaron a instalar aquí en México.

Podríamos decir que en este 1992, el Convertidor Catalítico alcanza su mayoría de edad en el vecino país del Norte; ya no es una sola unidad si no dos, más sofisticada que al principio. En México, todavía estamos en pañales en lo que se refiere al control de la contaminación vehicular, y si no se toman medidas drásticas y tajantes a corto plazo, el precio que vamos a pagar va a ser muy alto. Mientras que ellos utilizan dos unidades de Convertidor, nosotros nos conformamos con usar una.

Pero ¿cual es la función del convertidor catalítico?. ¿Cuando dura?. ¿Qué mantenimiento se le tiene que proporcionar?. ¿Qué medidas de prevención para no dañarlo se deben de tomar?.

El Convertidor Catalítico hace su aparición -según mis datos- en el año de 1974. Estaba yo leyendo que a partir de 1975, todos los automóviles Ford en los Estados Unidos lo usan. A pesar de encontrarlos de muy diversas formas, la mayoría de ellos, tiene la apariencia exterior de un “mofle” o silenciador del tubo de escape, de forma hexagonal (6 lados) pero alargada.

La función de éste es realizar una reacción química sobre los gases que entran en él. Convierte el Monóxido de Carbono y los Hidrocarburos en Dióxido de Carbono y agua. (Tomar muy en cuenta lo del agua, cuando hablemos del humo blanco que sale por el tubo de escape).

Según los datos que leí, la duración del Convertidor es de aproximadamente 80,000 kilómetros (dependiendo de las condiciones de operación y mantenimiento) y al final de este periodo se debe de reemplazar.

Las precauciones que se deben de tomar con él no se deben de pasar por alto por ningún motivo; se corre el riesgo de incendio y aún de explosión del Convertidor si no se cumplen con los requerimientos que establece el fabricante. Las reglas de seguridad son muy sencillas y si se cumplen, no hay por qué preocuparse. Estas son algunas:

                     El plomo que contienen ciertas gasolinas (como la Nova) atacan a los catalizadores del Convertidor. Usar gasolina Nova trae consigo dos riesgos principales: la descompostura del Convertidor y el peligro de incendio o explosión. Utilice única y exclusivamente gasolina “Magna Sín” (ahora también la “Premium”), porque es la que recomiendan los fabricantes para ser usada en los vehículos con Convertidor Catalítico.

                     Tener mucha precaución en los automóviles equipados con Convertidor Catalítico que todavía usan carburador (creo que el único que queda con estas características fabricado en México es el Volkswagen Sedán). Uno de los problemas que pueden surgir en los coches de carburador está relacionado con el funcionamiento del estrangulador o “ahogador”. A pesar de que su accionamiento es eléctrico y ya no funcionan con chicote, una mala calibración puede traer problemas. El otro aspecto es con relación al nivel del flotador, que tiene que conservar su nivel de fábrica para evitar derramamiento de gasolina en el carburador.

Siguiendo estas instrucciones tan sencillas, lograrán que el Convertidor Catalítico funcione como es debido y que no existan riesgos de accidentes.

En vehículos equipados con Convertidor Catalítico en los que haya sido utilizada excesivamente gasolina “Nova”, el hecho de que ahora se utilice “Magna Sín” (o “Premium”) no va a subsanar el daño hecho al Convertidor Catalítico; dichos daños son irreparables.

Regresar a la Página Principal.