UNA DE NUESTRAS MEJORES CARTAS DE PRESENTACIÓN.

por Saturnino Núñez Chanquet, Presidente del Centro de Capacitación contra la Contaminación Ambiental Vehicular, A.C.

Tomemos este Caprice Classic de 1980 con un motor V8 350 (5.7 litros), con más de 177,000 kilómetros recorridos en sus 18 años de vida, con un motor que NUNCA HA SIDO AJUSTADO, (la única reparación interna del motor fue el cambio de la Cadena de Distribución y, posiblemente, de la Rueda Dentada del Árbol de Levas) e intentemos, utilizando Gasolina “Magna”, que es la que consume la mayor parte de la gente y la que tiene una calidad inferior a la Premium, aprobar LEGALMENTE la Verificación Vehicular del Estado de Puebla con valores en Monóxido de Carbono e Hidrocarburos por debajo de los Límites Máximos Permisibles en el Distrito Federal para un modelo 1998, es decir, un vehículo 18 años más nuevo, con mayor tecnología y con una mayor cantidad de Sistemas Anticontaminantes.

En principio, suena difícil y las dudas pueden aumentar al escuchar el sonido del motor de este coche en Ralenti o “Marcha Mínima”: suena como máquina de escribir mecánica y no por el hecho de utilizar “levantaválvulas”, “buzos”, “botadores” o “punterías” del tipo mecánico, ya que son del tipo hidráulico y se supone que son “auto-ajustables”, bueno, eso sería hace unos cuantos años, ya que el desgaste ha hecho su misión y tal vez la única forma de quitarle el ruido de las “punterías”, sería cambiándolas todas y recalibrando.

Pero existen más puntos en contra: este coche NO UTILIZA ningún tipo de Convertidor Catalítico, porque todavía tenían que pasar 11 años antes de que un coche fabricado en México lo utilizara; tampoco utiliza “Bomba de Aire” u otro tipo de Sistema de Aspiración o de Inyección de Aire, a pesar de que desde aproximadamente 1968, muchos Chevrolet en Estados Unidos venían equipados con ella; también está descartado el Sistema E.G.R. para reducir las Emisiones de Óxidos de Nitrógeno, instalado desde aproximadamente 1975 en algunos automóviles Norteamericanos, el cual ví en un Tsuru en México casi hasta finales de los '80's. Utiliza un Carburador Rochester Quadrajet de 4 Gargantas y 2 etapas, el mismo con el que abandonó la Fábrica, por lo tanto, no tiene las ventajas que ofrece la Inyección Electrónica de Combustible, no tiene Sensores de Oxígeno, no tiene Computadoras, no tiene Mecanismos de Retroalimentación, en fín, no tiene PRÁCTICAMENTE NADA (en comparación con un vehículo modelo 1998 en México o con un Caprice Classic 1980 fabricado en Estados Unidos).

Los únicos Sistemas y Dispositivos Anticontaminantes que tiene este coche instalados de Fábrica son:

               Sistema P.C.V. (Ventilación Positiva del Cárter).

               Sistema E.F.E. (Evaporación Temprana del Combustible).

               T.A.C. (Filtro de Aire operado Termostáticamente). La General Motors denomina a este Sistema Anticontaminante como “ThermAC”.

               “Ahogador” o Estrangulador Eléctrico.

               Distribuidor H.E.I. de Alta Energía.

               Sistema de Control de las Emisiones Evaporativas del Tanque de Combustible.

De estos 6 Sistemas o Dispositivos Anticontaminantes, tan solo 3 de ellos están relacionados directamente con una baja emisión de los contaminantes que salen por el Tubo de Escape durante la operación normal del automóvil (el Sistema P.C.V. impide la salida a la atmósfera de los vapores del cárter del motor, el Sistema de Control de las Emisiones Evaporativas del Tanque de Combustible tiene una función similar al Sistema P.C.V. que es impedir la salida de los vapores de la gasolina a la atmósfera y el “Ahogador” o Estrangulador Eléctrico tan solo opera durante el periodo de “calentamiento” del motor), por lo que prácticamente solo el Sistema de Evaporación Temprana de Combustible, el Filtro de Aire operado Termostáticamente (única y exclusivamente cuando la temperatura-ambiente es demasiado baja) y el Distribuidor H.E.I. de Alta Energía, son los que nos ayudarán a mantener una baja emisión de los contaminantes que salen por el tubo de escape. Lo demás, dependerá de dosificaciones, ajustes y calibraciones y de quién y cómo los haga.

Con lo que hemos expuesto, aparentemente todo está en contra: un motor que nunca ha sido ajustado, que tiene mucho kilometraje, que le suenan las “punterías” en Ralenti, que utiliza Carburador en lugar de Inyección Electrónica de Combustible, con pocos Sistemas y Dispositivos Anticontaminantes que nos ayuden a mantener un nivel de contaminación bajo (de hecho solo son 2 en clima templado o caliente y 3 en clima muy frío) y utilizando gasolina “Magna”, prácticamente nuestro objetivo de que este vehículo apruebe con valores de menos de 1% de Monóxido de Carbono y de menos de 100 partes por millón de Hidrocarburos (Límites Máximos Permisibles en el Distrito Federal para un modelo 1998) puede parecer imposible, pero ¿qué tanto?

Los que hayan dicho que eso era imposible tuvieron razón, pero tan solo en un 6%.

Estos son los valores que arrojó la Verificación del Primer Semestre de 1998 de este vehículo en Prueba Estática, tanto del Monóxido de Carbono como de los Hidrocarburos y de las Revoluciones por Minuto a las que estaba funcionando el motor, utilizando un Analizador de Gases de Escape marca Sun:

 

En Ralenti

En Crucero

Hidrocarburos (partes por millón)

106

28

Monóxido de Carbono (%)

0.54

0.35

Revoluciones por Minuto

763

2,451

PORCENTAJES POR DEBAJO Y POR ENCIMA DE DIVERSOS LÍMITES MÁXIMOS PERMISIBLES EN MÉXICO, D.F. Y EN PUEBLA, PUE., A LOS QUE ESTÁN LOS VALORES ARROJADOS POR LA VERIFICACIÓN.

 

En México, D.F.

 

En Puebla, Pue.

 

Límites Máximos para Modelos 1998

 

Límites Máximos para Modelos 1998

HC en Ralenti (Baja)

100 ppm (+ 6.00%)

 

200 ppm (-47.00%)

HC en Crucero (Alta)

100 ppm (-72.00%)

 

200 ppm (-86.00%)

CO en Ralenti (Baja)

1.0%        (-46.00%)

 

2.0%        (-73.00%)

CO en Crucero (Alta)

1.0%        (-65.00%)

 

2.0%        (-82.50%)

 

Límites Máximos para Modelos 1980

 

Límites Máximos para Modelos 1980

HC en Ralenti (Baja)

350 ppm (-69.71%)

 

500 ppm (-78.80%)

HC en Crucero (Alta)

350 ppm (-92.00%)

 

500 ppm (-94.40%)

CO en Ralenti (Baja)

3.5%        (-84.57%)

 

4.0%        (-86.50%)

CO en Crucero (Alta)

3.5%        (-90.00%)

 

4.0%        (-91.25%)

Nota: Las cifras que están entre paréntesis en Color Rojo, indican los Porcentajes POR DEBAJO DE LOS LÍMITES MÁXIMOS PERMISIBLES a los que están los valores arrojados por la Verificación.

La única cifra que está entre paréntesis en Color Azul, indica el Porcentaje POR ENCIMA DE LOS LÍMITES MÁXIMOS PERMISIBLES al que está el valor arrojado por la Verificación.

CERTIFICADO DE APROBACIÓN DE VERIFICACIÓN:

 (Se omitieron Datos de Identificación a petición del Propietario)

Como puede notarse, tan solo el valor de los Hidrocarburos en Ralenti (“Marcha Mínima”) superó las 100 partes por millón que es el Límite Máximo Permisible en el Distrito Federal para un modelo 1998. Los que hayan dicho que era imposible aprobar la Verificación con los valores que se pretendía hacerlo tuvieron razón, como ya dije, pero en tan solo un 6%, ya que solamente excedió los límites en 6 unidades (es decir, un 6%). De todas formas, los valores que arrojó la Verificación nos indican que para las características particulares y específicas de este vehículo, está presentando niveles de contaminación bastante bajos. Según los Límites Máximos Permisibles en el Distrito Federal, este coche aprobó la Verificación bastante por debajo de los que se exigen para vehículos de 1987 a 1993 que son 300 partes por millón de Hidrocarburos y 2.5% de Monóxido de Carbono. Según los Límites Máximos Permisibles que rigen en el Estado de Puebla para vehículos 1993 y posteriores, que son exactamente el doble de los que rigen en el Distrito Federal (200 partes por millón de Hidrocarburos y 2.0% de Monóxido de Carbono), este automóvil aprobó su Verificación por debajo de los Límites Máximos Permisibles en el Estado de Puebla para un modelo de 1998. Esto demuestra que es posible que muchos vehículos que se encuentran equipados con un motor igual pudieran llegar a emitir niveles de contaminación tan bajos como este Caprice.

Pero... ¿En donde está el secreto?

No hay ningún secreto.

Aquí están algunos datos sobre las calibraciones, las refacciones y el combustible que se utilizó en esta Verificación pero HAY QUE DEJAR MUY EN CLARO, QUE EL AJUSTE DE LAS AGUJAS DE MEZCLA EN “MARCHA MÍNIMA” (RALENTI), ES DECIR, LA “CARBURACIÓN”, SE REALIZÓ CON LA AYUDA DE UN ANALIZADOR DE GASES DE ESCAPE.

Bujías: Bosch H 10 BC con electrodo de cobre (equivalente a la Champion BL 15 YC ó V 15 YC) calibradas a 0.045”

Tiempo Básico de Encendido: 12 grados A.P.M.S.

Resistencia promedio de los Cables de Bujías (Nuevos): de 10 a 15 k W

Número de Espreas Principales del Carburador: 69 *

Termostato de Agua: 195 ºF (90.6 ºC).

Gasolina Utilizada: Magna.

* Una advertencia sobre las espreas 69: Este número de espreas se utilizó ya que el vehículo es conducido la mayor parte del tiempo a alturas sobre el nivel del mar como las de las Ciudades de Puebla y México, D.F., pero no se considera recomendable instalarlas en un vehículo que viaje frecuentemente a Ciudades al nivel del mar o con costa como Veracruz, en ese caso, se deberán de utilizar espreas de mayor diámetro, ya que las espreas 69 podrían proporcionar una mezcla excesivamente “pobre” al motor. Para más detalles, consultar el Artículo “Selección de Espreas”.

CONCLUSIONES.

De los valores arrojados en esta prueba, podemos desprender 2 conclusiones de suma importancia:

                  1)  Que la gasolina Magna NI ES UNA LIMITANTE NI ES UNA CONDICIONANTE para que los vehículos puedan aprobar una verificación con  valores tan bajos.

                  2)  Que puede presentarse - mientras no emita humo azul o negro - un vehículo con un motor con tanto desgaste, bien sea en kilómetros o en años, y aprobar LEGALMENTE la verificación con una baja emisión de contaminantes.

Regresar a la Página Principal.