CONCEPTO DE “BALANCEO”.

por Saturnino Núñez Chanquet, Presidente del Centro de Capacitación contra la Contaminación Ambiental Vehicular, A.C.

En nuestro idioma, una misma palabra puede ser interpretada de diferentes maneras y tener diversos significados, a esas designaciones se les conoce como “acepciones”, que es el “sentido” en el cual tomamos una palabra.

En otros artículos aparecen frecuentemente los términos “Balanceo” y “Resistencia” y será de vital importancia comprender el “sentido” que le estaremos dando a cada uno de ellos. En el caso específico de la palabra “Balanceo”, ésta adquiere varios significados dentro de la Mecánica Automotriz.

Tal vez, la acepción más conocida de “Balanceo” sea la que hace referencia al proceso para reducir al mínimo la vibración de una pieza que se encuentra girando, como es el caso de las llantas, de una flecha cardánica, de un cigüeñal, de un tambor o de un disco de los frenos o de un “volante” de motor, pero también podemos hablar de “Balanceo” con respecto a peso, capacidad u otros factores.

Realizar un “Balanceo” con respecto a peso, consiste en lograr que las diversas piezas o componentes que forman parte de un juego o de un conjunto (como es el caso de los pistones o las bielas) pesen exactamente lo mismo. Para balancear un juego de pistones, se debe de conocer el peso de cada uno de ellos, elegir el más ligero, e igualar el peso de los demás con el más liviano. Esto nos asegura que el motor funcione “parejo” debido a que no existen pistones que pesen más unos que otros. Con las bielas se hace algo similar, también se busca igualar el peso de todas con el de la más ligera, solo que el proceso de “Balanceo” de las bielas es más difícil en comparación con el de los pistones, ya que éstas deben de ser pesadas en dos etapas.

Cuando se realiza un ajuste de motor, puede llevarse a cabo un procedimiento conocido como “Balanceo de Motor”, que consiste a muy grandes rasgos, en igualar todos los pesos de los pistones y de las bielas, modificar las cámaras de combustión hasta que todas tengan la misma capacidad o volumen y “Balancear” el cigüeñal con el objeto de reducir la vibración.

Después de ajustar un motor, una de las cosas más deseables es que todos los cilindros desarrollen la misma presión de compresión; cilindros con menor compresión pueden causarnos un funcionamiento disparejo del motor.

”Balancear” las cámaras de combustión, consiste en hacer que todas tengan la misma capacidad. Después de medirse y de encontrar la que tiene la mayor capacidad, las demás deben de ser modificadas hasta alcanzar exactamente ese mismo volumen. Unas cámaras de combustión bien balanceadas guardan una relación con una presión de compresión “pareja” en todos los cilindros.

También podríamos hablar de un “Balanceo” en lo referente a la “Resistencia” de los cables de las bujías. Podemos decir que lo ideal sería que todos los cables de las bujías tuvieran la misma “Resistencia”, para que condujeran la electricidad hasta las bujías en igualdad de condiciones.

Por lo tanto, la palabra “Balanceo” puede utilizarse en tres grandes sentidos: para hacer referencia al proceso para reducir al mínimo la vibración, para lograr una igualdad en peso o en capacidad entre las diversas piezas o componentes que forman parte de un conjunto o para igualar ciertas condiciones en el funcionamiento o la operación del motor como es el caso de que todos los cilindros presenten la misma presión de compresión.

Con respecto a los “Headers”, podríamos decir que éstos proporcionan una especie de “Balanceo” en el sistema de escape, con respecto a la salida de los gases, en comparación con un múltiple de escape. Mientras que en los múltiples los gases que salen de los diversos cilindros recorren diferentes distancias entre los puertos de escape y el tubo de escape, en los “Headers” recorren distancias prácticamente iguales. Al lograr una igualdad en las condiciones de “vaciado” de los gases de escape, el rendimiento del motor se incrementa.

Regresar a la Página Principal.