ADMISIÓN DE AIRE FRÍO.

por Saturnino Núñez Chanquet, Presidente del Centro de Capacitación contra la Contaminación Ambiental Vehicular, A.C.

(Adaptación para Internet del Artículo que apareció publicado en el Periódico “El Sol de Puebla” el 20 de Diciembre de 1994.)

               Existen muchos automóviles fabricados en nuestro País, que utilizan una manguera conectada entre la “cazuela” o receptáculo del filtro de aire y una tubería que comúnmente se encuentra localizada en el interior de una de las salpicaderas, o en algunos casos, dentro de ambas. Algunos ejemplos de los coches que usan esta manguera son los Le Barones de tamaño grande con máquina 360, los Volares y Darts con motor 225 de 6 cilindros inclinados, los L.T.D.s, Crown Victoria y Grand Marquis con motor 351 y algunos Chevrolet con la máquina 350 de 8 cilindros (algunos de ellos solían llevar esta manguera unida a una toma de aire atornillada sobre el marco del radiador). Comentábamos que en algunos casos, es posible encontrar esta tubería dentro de ambas salpicaderas, tal es el caso de los primeros Thunderbirds que salieron en México con máquina de 6 cilindros en “V” y 232 pulgadas cúbicas de desplazamiento, que utilizaban un receptáculo del filtro con dos tomas de aire y dos mangueras conectadas entre estas tomas y los conductos localizados dentro de las salpicaderas, tanto derecha como izquierda.

               Pero, ¿realmente tienen una función o proporcionan alguna utilidad estas mangueras?

               Desde luego que sí. Y vamos a explicar por qué:

               La temperatura del aire que se encuentra en el compartimiento del motor, que puede llegar a alcanzar los 200 grados Farenheit (unos 93 grados centígrados), es más elevada en comparación con la temperatura del aire fuera de éste. Es por ello que se utiliza un conducto (el que se encuentra dentro de las salpicaderas), para que el motor pueda absorber un aire más frío que el que hay dentro del compartimiento del motor, obteniendo con ésto la aspiración de un aire mucho más denso.

               Rara es la vez que cuando estas mangueras se rompen (sobre todo en los automóviles Chrysler por el tipo o el material del que están construidas) sean reemplazadas con una nueva. Al carecer de ella, el motor empieza a aspirar el aire caliente que se encuentra en el interior del compartimiento del motor. Es verdad que, en apariencia, utilizar o no utilizar esta manguera no le afecta al funcionamiento del motor, de hecho, los automóviles fabricados hace muchos años no la usaban, pero, ¿qué tanto puede afectar a las lecturas de los gases contaminantes a la hora de presentar la verificación el hecho de usar o no usar esta manguera? Solamente recordemos que con ella, el motor está aspirando un aire más denso y pienso que eso definitivamente debe de influir en los valores que arroje la prueba.

            Como dato, el precio en Agencia de una de estas mangueras, que puede utilizarse para la “Cazuela” del Filtro de Aire de un Dart '80 con motor de 6 cilindros inclinados y carburador “Carter” de dos gargantas (número de pieza original Mopar 4049232) es de 185 Pesos el día 23 de Junio de 1998. Este precio puede considerarse como “relativamente” bajo, si tomamos en cuenta el beneficio que podemos obtener desde el punto de vista eficiencia en el funcionamiento del motor, y recordemos que una alta eficiencia en la combustión y una baja emisión de contaminantes tienen estrecha relación.

Regresar a la Página Principal.